Cap 4

|

Cap 4.- Rutina


“¡Buenos días tengan todos ustedes! Éste es su programa Oumonji y soy su anfitrión DJ Amai que los estará acompañando hasta las 9 de la mañana, siendo las 6 en punto, levántense flojos que hoy es el primer día de clases”

“………”

“Tenemos como siempre saludos, un saludo para la familia Ijima que esta abriendo su negocio de verduras en el mercado, también para Ayaka…”

“¡¡¡Ayaka!!!”

“…Inami, que hoy cumple 53 años, pues muchas felicidades Inami-san…”

Idiota… como si algo así fuera a pasar… (pone la mano sobre su rostro) mejor me apresuro.

Tomé un baño como de costumbre, todo tranquilo como siempre, salí del baño, me vestí y bajé a desayunar, mi madre siempre tiene el desayuno listo cuando bajo, que exactitud tan maravillosa tiene.

“¡Hasta que bajas flojo!”

Esa era la voz de mi hermanita, bastante desenvuelta para su edad.

“Una niñita no debe decir cosas así” (le jala las mejillas).

Y después de ese rutinario recibimiento y del desayuno me dispuse a ir a la escuela, pero antes tenía que dejar a mi hermana a la suya.

“¡ya nos vamos!”

“Madre, nos vemos después. Nos vemos…”

Al salir de la casa noté que Kirimi se detuvo frente a la casa de Chiaki-chan.

“Ne, onii-chan… ¿no es el primer día de clase de Chiaki-neesan?”

“Cierto… ¿porqué no le preguntas?”

Sin pensarlo 2 veces mi hermana corrió hasta la puerta de Chiaki-chan, pero lamentablemente ya había salido hacia la escuela, o al menos eso nos dijo su mamá, Kirimi se puso un poco triste pero pareció no afectarle mucho, así que la llevé a su escuela, después de verla entrar hasta el edificio me marché hacia la mía.

El camino de la escuela de Kirimi a la mía es bastante largo, sin embargo si vas por el parque se hace bastante menos tiempo, además de que la vista es mucho mejor. Atraviesas el parque, rodeas el lago, caminas 2 cuadras y ya estás en la calle principal de mi escuela, ahora sólo subes la colina del infierno y llegas al instituto Hanayume.

Justo antes de llegar a la calle principal dos chicos de nuevo ingreso salían de la tienda de 24 hrs que estaba en la esquina. Más adelante de ellos y parado con cara de idiota estaba Kotaro.
“Buenas”

Y con esa frase comenzamos a caminar.

“Shingen, ¿crees que vaya a pasar algo nuevo en la escuela?”

“Pues… tu hermana comienza clases, el hermano de Nagase-san también, además de Chiaki-chan”

“¿Tu vecina?, ¿porqué no viniste con ella?”

“Cuando fuimos a su casa su madre me dijo que ya se había ido”

“mmmmm………”

Cuando llegamos a la escuela vimos a todos esos alumnos nuevos que se congregaban en el frente de la escuela, los divertidos, los relajados, los nerviosos, el grupo de amigos, se podía ver todo el espectro, supongo que así nos veían los senpais cuando nosotros entramos. Subimos a nuestro salón y como de costumbre ya había caras conocidas.

“Mira, el trío puntualidad”

Kotaro fue el único que pudo haber dicho eso, aunque tiene razón, por ser siempre las primeras en llegar se han ganado ese título, además son las idols de la escuela y bastante inteligentes también.

“¡Anda!, ¿pero que anda haciendo un flojo como tú a estas horas?”

“Hitomi de seguro lo levantó su hermana, siempre llega justo antes del timbre”

“… Bu, Buenos días Iyui-san, Takeda-san”

“Buenos días Maho, tan puntuales como siempre las 3”

Dije eso mientras me sentaba y sacaba algunos libros y libretas, noté que Kotaro sacó algo también de su mochila y caminó hacia ellas.

“Tengan, las cartas de sus fans, debería decirles a todos lo mal que me tratan a ver si dejan de enviarles cartas. Shingen, ¿me alcanzas?

“Voy”

Dije eso mientras Kotaro ya había salido del salón, al levantarme de la silla Hitomi y Chima abrían sus cartas, iba de salida pero la voz de Hitomi me detuvo justo en la puerta.

“Shingen, me dieron esta carta para ti”

“Ábrela, léela, rómpela, hazle lo que quieras”

“¿Estás seguro? obviamente es una carta de amor”

“No la quiero, además dile a la persona que no mandé mas, por favor”

Y un poco molesto subí a la azotea para encontrarme con Kotaro. Cuando llegué estaba acostado mirando hacia el lago, hice lo mismo y me acosté a un lado de él. El tiempo pasaba sin que los dos dijera una palabra, hasta que el silencio se rompió con la voz de Kotaro.

“Esto es una molestia, hacernos venir tan temprano para que no haya clases”

A pesar de que por alguna razón esperaba un comentario más serio o filosófico aún así le respondí.

“Nuestras clases comienzan a esta hora, pero como es la ceremonia de los de nuevo ingreso todos los maestros deben estar allá”

Nuevamente un momento de silencio reinó en la azotea, es de esos silencios que aparecen de repente, además la vista de la luz reflejada en el lago era hipnotizante y tranquila que no había necesidad de palabras al estar allá arriba. Aunque de nuevo el sonido de los alumnos saliendo del gimnasio interrumpió la paz, pero nos sirvió de señal para regresar a nuestro salón.

Ya de regreso todos los alumnos ya habían llegado y estaban todos dispersados por el salón, en grupos las amigas hablaban de sus vacaciones, de las dietas que probaron, de chicos que conocieron. Los hombres hacían lo mismo, chicas, deportes, autos; las conversaciones de siempre, Kotaro se les unió como era de esperarse. Esa clase de conversaciones ya no me interesan.

Regresé a mi asiento y abrí el libro que estaba en la mesa donde me encontré con la carta que Hitomi me había enseñado un momento antes. Al voltear a verla me guiño el ojo y salió junto con Maho del salón.

Momentos después entró Kobayashi-sensei y así, comenzó la rutina de todos los días que vendrán, en el primer día de clase del 3° año.

1 Comentário:

RaVeN dijo...

sr iguanas, poes, le comento que despues de casi un mes, volvere a postear al blog, y volvere a darle seguimiento al suyo, planeo tambien una renovacion de imagen, con un diseño un poco mas trabajado, en fin..cambios, .. saludos..!!

 

©2009 Mundo Iguana | Template Blue by TNB